lunes, 4 de septiembre de 2017

Canción para Frida


No quiero para tu nombre,
una caja de madera.
Ni quiero al olvido 
o la nostalgia.
No, no no quiero el consuelo del ayer
ni la resignación del mañana.
Vives donde esté,
eterna la ternura.
Tu corazón, 
mi santuario.

viernes, 4 de agosto de 2017

Luces

Sobre una mesa 
el ardor de una vela crepita danzando con el aire,
hipnotizada por la lumbre pareces,
pero tus ojos viven en otra parte, 
parpadeando dentro del deseo o la nostalgia.

A las fueras de la galería 
podrá alumbrar recién nacido el fulgor de la primavera 
acudiendo a la llamada del invierno
o el otoño devastar, coloreando y despojando, 
al esplendor del verano.

 En la sala
 la luz eléctrica la enciende con el día,
 es la noche quien la apaga
 la luna brillando por los ventanales se adentra.


 A oscuras a encendidas,  
no cesa de temblar extática 
esa brasa quemando tiempo,
solo su ardor se mueve en la penumbra,
que estira sobre tu largo pelo, azogues
por los dorados cobrizos de su llama.

viernes, 14 de julio de 2017

Al norte del edén

Muerde una cereza
no es más sabia 
ni más perversa 
Tentar a Adán, imposible
detesta las cerezas
y la serpiente repta en paradero desconocido.

Sin conjuras malditas sin pecado
Eva a solas sonríe
disfruta diosa sin infierno
efímera en tu fugaz paraíso.



domingo, 4 de junio de 2017

Más






Te has despertado con la luz un poco más abierta
y la memoria un poco más cerrada

Con la duda un poco más grande
y la risa un poco más pequeña

Con la fantasía un poco más alta 
y la esperanza un poco más baja
Con el tiempo un poco más corto
 y el pelo un poco más largo

Con la decepción un poco más cercana
y la libertad un poco más lejana

Con la ironía un poco más ácida
y la sencillez un poco más dulce

Con la pureza un poco más perdida
y la inocencia un poco más encontrada

Con la ausencia un poco más dolida
y la pena un poco más sanada
Con los sueños un poco más oscuros
y los deseos un poco más claros

Con la paciencia un poco más torcida
y la conciencia un poco más recta

Con la rabia un poco más harta
y la pasión un poco más repleta

Con la voz un poco más baja
y un poco más alto, el silencio

Te has dormido con los ojos un poco más arrugados
y un poco más tersos, los labios.

lunes, 1 de mayo de 2017

Pasajera



¿De mayor qué quieres ser?  Me preguntaron.
Miré los zapatos de charol que solían ponerme los domingos, 
para huir sin moverme de esa especie de pánico desconcertado que dejó muda la respuesta.
¿Hacerme mayor?
Aún no había pensando que eso tuviera que ocurrirle, 
a aquella pasajera de un submarino amarillo.

domingo, 9 de abril de 2017

Despecho



Una no sabe si esperar al enemigo
con una pulida metralleta de carbono 14.
La violencia engendra violencia, repiten.
Lo que engendra es suciedad,
porque estará el suelo, las paredes y el techo
perdidos de sesos, sangre y vísceras.
No me veo limpiando los restos de la masacre
amén de los casquillos,
retorciendo con despecho la bayeta en el caldero.
Ni que se me queden en las manos
las manchas invisibles de Lady Macbeth
Nada tengo que mi enemistad procures.
O sí; indiferencia;

¡Qué cruel me ha hecho el tiempo!

domingo, 12 de marzo de 2017

Lord of the wind



Huracanabas al hielo
e impulsarlo a la deriva 
deshaciendo nubarrones
doblando juncos hasta el ras de la tierra. 
Te detienes de pronto
abandonado la cólera que levantaba su raíz a los cimientos
tampoco desgarras del tronco a la rama de los tranquilos castaños
menos aún suavemente eres brisa que mece al columpio 
gira la veleta o el aspa del molino
ni deja caer desde esas nubes la cometa. 

El vendaval tuyo en la caverna no deshiela
el tenaz cristal de los carambanos 
ni siquiera despeinas triste el pelo a una muchacha 
menos aún dispersas estelas de humo del tren de cabotaje
tampoco serpenteas al temblor del polvo.

Te has escondido quieto detrás del aire
flotando
donde titubean las respuestas 
de un loco o de un profeta  

Señor del viento 
de un brazo llevas a la vida
del otro a la muerte
a la espalda te sigue persiguiéndote 
la sola sombra de tu opaca quimera.